Distancia:            24,6 km    (Ida y vuelta)

Altitud máxima:       2131 m     (San Millán)

Altitud mínima:       1118 m     (Plaza de Barbadillo)

Desnivel:             1013 m

Pendiente media:       8,1 %

Tiempo estimado          8 horas (Ida y vuelta)

 

Salimos del pueblo por el camino asfaltado hacia Casa la Sierra, pasando por los prados de Santiuste, con algunas nuevas casas a ambos lados del camino. A menos de 800m dejamos el asfalto y nos desviamos por el camino de la izquierda, que se dirige a Casa la Sierra. Continuamos por él unos 400m y tomamos un desvío de nuevo a la izquierda en una zona dónde se han plantado algunos árboles. Subimos y nos cruzamos el camino de la Vía Verde, dejando El Túnel a nuestra derecha. Pero nosotros seguimos rectos por el camino (apto para todo-terrenos) y vemos los bonitos prados de La Herrería, rodeados de rebollares. Ascendemos alguna rampa más dura entre grandes robles y luego el camino hace un par de recurvas entre los rebollos, pero no tiene pérdida. A los poco más de 2 kilómetros de marcha el camino nos deja en un amplio cortafuegos, con una valla que separa los términos de Barbadillo y Riocavado.

Perfil de la ruta

           Un camino recorre el cortafuegos, que tiene zonas con bastante matorral. A los lados robles. Poco a poco vamos cogiendo altura. A 1500m hay un tramo dónde podemos subir o bien por el cortafuegos, con fuerte pendiente, o bien, mejor, por el camino que va más a la derecha y atraviesa un tramo con numerosas hayas. No mucho más arriba se unen de nuevo. En las zonas sin bosque tenemos ya una buena vista de las cumbres de La Demanda. A la derecha nos queda la cabecera del Pedroso y a la izquierda la del Valdorcas, en terrenos de Riocavado de la Sierra. Sólo hay algún tramo de descenso más arriba, ya entre algunos pinares de repoblación en torno a la cumbre de Tejada (1758). El San Millán asoma aún bastante arriba por encima de la Hoya del Pinto, de origen glaciar.

En un collado a 1704m podemos o bien seguir el cortafuegos, con una rampa corta pero muy dura, o bien seguir el camino hacia la izquierda entre los jóvenes pinos de repoblación y enlazar después con el camino que sube del Puerto del Manquillo, para torcer a la derecha y tomar de nuevo con el cortafuegos. Un poco más arriba encontramos Tres Mojones, a 1935m, dónde se unen los términos de Barbadillo, Pineda y Riocavado. Desde aquí se domina toda la Sierra de Mencilla, destacando los numerosos hayedos de la sierra y la Concha del Mencilla, también de origen glaciar. En el fondo del valle Pineda de la Sierra. Pero continuamos por el camino entre el pastizal de alta montaña y algunos pinos en las laderas más abajo para subir sin más dificultad hasta la cumbre más alta de Burgos, el San Millán, o Torruco como también le conocen los habitantes de la zona.

A sus 2131m nos encontramos el vértice geodésico, dónde suele haber un nacimiento, y otra estructura de metal dónde se coloca otro nacimiento. Parece ser que hace algunos siglos había una ermita en la cumbre que pertenecía a Santa Cruz, pero fue abandonada por las dificultades de la ascensión y la abundancia de nevadas. Desde aquí merece la pena detenerse un rato a contemplar las numerosas cumbres que nos rodean. Al oeste la Sierra de Mencilla, al norte el estrecho valle de Santa Cruz, con verdes prados en el fondo, junto al río. Al este las cumbres de La Demanda, con el Otero y el San Lorenzo como más destacados. Al sudeste los Picos de Urbión y la Sierra de Neila. En días claros, especialmente en invierno, también se ven el Sistema Central y la Montaña Palentina. Por último, al norte del pico, al lado de Santa Cruz, tenemos uno de los mejores valles glaciares de la provincia, en la cabecera del río Urbión. Aunque no se ve desde la cumbre existe una pequeña laguna (seca en verano) en la cabecera de este valle.

Una vez contemplado el paisaje volveremos por el mismo camino hasta Barbadillo. También se puede enlazar con la ruta que sube a La Piñuela, pero hay que tener en cuenta que el primer tramo de descenso desde el San Millán es complicado, entre grandes rocas, y encierra cierta peligrosidad.

 

En bicicleta se puede ascender hasta la misma cumbre, con gran dificultad en los últimos repechos del 20%. La pendiente media supera el 8% y es una subida de más de 12 km.