Distancia:             8,8 km

Altitud máxima:       1263 m (Collado de la Horquilla)

Altitud mínima:       1118 m (Plaza de Barbadillo)

Desnivel:              145 m

Pendiente media:       3,2 %

Tiempo estimado:      2h 30m

 

Dejamos Barbadillo por la carretera hacia Monterrubio y en la primera curva cogemos el camino de la Vía Verde del Ferrocarril Minero, hacia nuestra derecha. Le seguimos teniendo una buena vista del pueblo con el San Millán al fondo. A unos 700m llegamos a un cruce de caminos. El de la derecha va hacia Costana por Los Regatones. El que tenemos de frente sube hacia La Horquilla y Motote. El de la izquierda va a una nave ganadera. Nosotros tomamos el que sigue llano, que es el de la vía verde, pasando por un tramo más cerrado entre rebollos y algunos acebos, junto a la nave. Desde aquí ya no hay pérdida, siguiendo todo el tiempo el camino por dónde hace un siglo circuló el ferrocarril.

 

Perfil de la ruta

 

Atravesamos algunas praderas desde dónde vemos el gran valle del Campozares y otros tramos de rebollar denso y algún ejemplar aislado de haya. Después nos encontraremos con una valla que volveremos a cerrar, para que no se escape el ganado de Bezares. Salimos a una zona más abierta para entrar de nuevo en un precioso rebollar, con grandes robles y algunos acebos. También hay enebros y arces, pero dominan los robles. En poco tiempo nos encontraremos con otro camino que viene de La Horquilla y seguimos pasando junto a una gran nave con vacas. Descendemos entre morales y endrinos y llegamos al pueblo de Bezares, con apenas una docena de casas y sólo dos o tres en buen estado. También destaca la iglesia, en la que aún se celebra una fiesta a la que acude mucha gente de los pueblos del entorno. Por debajo del pueblo hay una balsa para regar. Desde el pueblo se ven algunas de las cumbres de La Demanda, destacando entre todas ellas la silueta del San Millán.

Una vez visto el pequeño caserío podemos volver al pueblo por el mismo camino del ferrocarril o bien seguir el camino con el que nos habíamos encontrado poco antes del pueblo. Por él ascendemos entre el gran robledal, viendo algunos ejemplares muy viejos y adehesados por el aprovechamiento para sacar leña. También hay algunas hayas y acebos. El camino no deja de subir a la sombra de los robles y termina por salir al Collado de la Horquilla, con una pequeña campa. Por aquí pasaba la antigua Cañada de las Villas, por la que iban los ganados trashumantes hacia Extremadura. Una valla separa los terrenos de Vallejimeno de los de Barbadillo. En este punto podemos subir a Motote enlazando con la ruta que va a la cumbre. Pero si lo que queremos es volver al pueblo, hay que tomar el camino que, al final de la campa, desciende a nuestra derecha y, de nuevo, entre grandes robles y buenos acebos, nos lleva al cruce de caminos pasando por el depósito de aguas. Continuamos ya por la Vía Verde hasta la carretera y de nuevo a Barbadillo.

 

           Todo el camino se puede hacer perfectamente en bicicleta, siendo muy sencilla, casi llano, el camino de ida. El de vuelta presenta algún repecho de subida y sobre todo una bajada algo peligrosa por la pendiente y las piedras sueltas.